25 Aniversario

Los valencianos llevamos música, pólvora y fiesta allí donde estamos. Y los sentimientos se hacen más intensos y presentes cuando vivimos lejos de la terreta. A pesar del sincero cariño al lugar y gente del maravilloso territorio que nos acoge, y que nos permite vivir social y profesionalmente, la pertenencia a las raíces y el recuerdo de las tradiciones propias nunca mueren. Esta inquietud hizo que en 1993, un grupo de valencianos y valencianas, que vivían en El Toro, una pequeña localidad del municipio mallorquín de Calvià, decidieran montar una Falla.

Y aquel sueño, tal vez impensable, romántico, que empezó a tomar forma por un pequeño altercado con la policia local por tirar cuatro petardos el día de San José, hoy, en el año 2018, ya hayamos cumplido 25 años de falla. Una comisión fallera censada en Junta Central Fallera, con su censo, su Junta Directiva, sus recompensas, y su completo programa de actos con la Apuntà, Demanà, Celebración del 9 de Octubre y homenaje a la Senyera, Proclamación, Presentación, Despertaes i Mascletaes, Ofrenda, Nit del Foc, y por supuesto, la Cremà. Aunque estamos lejos del Reino, de la tierra que nos vio nacer, cada ejercicio fallero luchamos por mantener vivas las tradiciones, en convivencia fraternal y respetuosa con las costumbres mallorquinas, que también tenemos siempre muy presentes.

En nombre de la Comisión de Falla de “El Toro”, quiero agradecer, en primer lugar, al colectivo de personas que forman parte de su vecindario, las ayudas recibidas, como también a las entidades comerciales, instituciones, obras sociales y culturales, que han colaborado con la comisión; y como no, a todas las personas que han dedicado y dedican una parte de su vida al enaltecimiento de nuestra comisión, y en definitiva, a la fiesta fallera. Deseo que el esfuerzo de este nuevo ejercicio fallero , nuestro XXV aniversario, nos motive como para mantener la incondicional aportación del grupo humano que ha hecho realidad el sueño de celebrar la fiesta fallera en las tierras hermanas de Mallorca, mostrando el desbordante sentimiento de amor por nuestra cultura

Autor del texto: Albert Sesé (Bunyol d’Or i Brillants amb Fulles de Llorer)